29 may. 2011



Y estaba feliz. El sol suave, casi acariciando mi cara. El estallido de las hojas secas debajo de mis pies. Tu mirada fija en mi hace estos sentimientos casi imperceptibles, pareciendo un mínimo de lo que comúnmente hacen a mi felicidad. Toda mi energía se centra en ti.
Y estoy feliz.