14 oct. 2012

Quiero.
Quiero querer y no puedo. Quiero enamorarme de alguien y sentir algo. Quiero sentir amor, quiero sentir dolor.
Quiero sentir.
Veo que medio mundo siente amor, siente pasión. Veo medio mundo que siente dolor por lo que no se dio, o porque hace un duelo.
Quiero que la vida me de unos cachetazos tremendos que me dejen postrada en la cama, quiero ver películas de amor y que me hagan pensar en alguien.
Quiero escuchar una canción que me ponga los pelos de punta.
Quiero que mis consejos me sirvan para algo, todo lo que digo de situaciones diferentes lo pienso, pero no me sirven.
Quiero que todo me importe, ya no me va el "me chupa" pero es una parte irrevocablemente mía, lo tengo tan impregnado que no me lo puedo sacar.
Quiero que me hagan el amor y sentir eso que le dicen "conexión".
Creo en el amor, pero siento amor mundial, siento amor de amistad. Creo en el amor por mis luchas.
Quiero creer en el amor de enamoramiento. Y en algún punto lo creo, porque sé que lo sentí.
Pero ¿y ahora? Si no puedo sentir, ¿cómo es que voy a saber cuando la persona indicada llega?
Quiero un amor como el de Rose y Jack de Titanic, profundo e intenso como el océano, donde se conocieron.
Quiero un amor como el de Jhon y Yoko.
Quiero.